domingo, 6 de diciembre de 2009

Algunas incorrecciones sobre Spinettalandia



1

Escribo en un tercio de la pantalla. Los dos tercios restantes se los lleva The song remains the same, de Led Zeppelin, film que mira el chino aquí a mi lado. Un insólito ventilador gira sus alas en forma de esvástica para que el humo que inunda la habitación se vaya. Yo pienso en el tiempo, esa condena que somos y que destruye todo.

El Chino hace otro fernet y gira el ventilador haca otro lado.

Cuando tenés 16, 17 años y Charly García toca cuatro horas y media te sentís en tu reino. Encima hay invitados: Paez, Cerati. A vos te parece genial que dure. Sos joven.

Pero ya no somos chiquitos, puta madre. Ahora tenemos una vida alrededor. Tenemos una arquitectura del disfrute que nos limita y un cerebro con terminales y aburrimientos.



2

Está bien: el comienzo soñado de Pescado Rabioso, Muchacha y el stand up de Spinetta, la primera media hora de gemas y estar acostado y hermoso escuchando Almendra y los temas y los invitados: todo genial. Pero:

Hay una alegría entre los que vimos a Spinetta que consiste en haber salido del recital. En haber llegado al final de Almendra, en haber aguantado ese tedio enorme de que pasaron tres horas y faltan tres bandas. Ese tedio de que ya no te importa que toque Pescado Rabioso sino que te querés ir, querés volver a tu puta vida, no estar obligado a la sobriedad de estar sentado o parado mirando un punto fijo pero a la vez seguís ahí, sólo para contarlo, sólo para que haya pasado el momento, aguantando Nasty people para escuchar Bosnia, aguantando Jade para que llegue Invisible. Como un lindo putito frívolo que quiere contar la belleza porque la pagó, con su errática y fractal entidad de aparición y desaparición, con el tedio alrededor.



Entre todas las caras del recital de Spinetta no hay que caretear y esconder una de las principales: fue insoportable. Y por eso nuestra actual felicidad: porque soportamos esa duración insoluble (problema temporal, todo problema es temporal). Pôrque puteamos al hijo de puta cuando tocaba temas pedorrísimos y externos estando en el banco las bandas más lindas del mundo. ¡Dale, forro: terminá tu puto set y que empiecen las bandas, hijo de puta! “El genio Juanse y un tema de Pappo”, pero la puta que te parió, forro, son las dos de la mañana. La maquinola de la desesperanza que inunda el lóbulo central de aburrimiento como ese infierno de Sartre en el que los círculos son sólo el tiempo sin nada, como ese laberinto borgiano que consistía en una recta infinita: el MIEDO A LA NADA. A eso teníamos miedo: a quedarnos acumulando información sin cambio, infinitamente atrapados en esa carcel de puertas abiertas (el hermano del Chino sufrió este concierto desmedido doblemente: al trabajar en el armado del show desde el Grupo Fenix, tuvo que trabajar más horas de las que le hubiera gustado). “Hoy llegan tarde al boliche, las bandas siguen”. Dale puto, basta de intervalos, estoy agotado, tocá un tema lindo, putito. Me hacés mierda el cerebro para que no pueda apreciar la belleza. Dale, forro. Quiero hacer algo a la noche, puto. Quiero ir de Aven, tomar algo… dale, dale.



3

Cuando nombró a los ausentes especulamos con Aven quién podría subir según su ausencia de ausencia; el Pity y Iorio eran nuestros favoritos. Subió el Zombie García, en el babeo psiquiátrico más lamentable. Daban ganas de darle un poco de cocaína, recordaba al último Chaplin que, ya inofensivo por la vejez, era premiado (es decir: asimilado). Malosetti vestido como un carnicero. Fito en su vigésimo quinto intento de ser Elvis Costello (¡¡¡¿¿¿por qué alguien consideraría una virtud ser ese pedorro???!!!). Cerati muy bien. Juanse genio superestrella. Invisible decepcionó: Spinetta erraba las letras y los tiempos y el público no acompañaba porque ya estaba harto (el presagio parietesco de "Spinetta me hartód"). Pescado levantó, provisto de un juego de gráficas lamentable. Almendra también, provisto de un juego de gráficas lamentable. Después sale para hablar del colegio Ecos, ahí si: andate a la mierda. Vámonos Aven. Chau, me duele la cabeza. Liniers del orto, son las 3 de la mañana, no hay bondis directos. Vamos a una pizzería.



4

Cuando terminó Almendra le digo a Aven: “¿sabés quién es el único que nos caería bien, que nos haría quedarnos acá? Imaginate que sale el Flaco y dice: ahora un Genio: Nestor Kirchner”. Si si, me dice Aven. Eso sería linda incorrección. Que salga Nestor y haga cualquiera. Después, ya afuera, especulamos con que Luisito haga la gran Bob Marley y una las manos de Kirchner y Duhalde.



5

¿Qué onda el look Coro Kennedy de Spinetta? ¿Hasta cuándo esa horrible esteticidad y falsa utilidad de esa bosta llamada chaleco?



6

Fuimos a una pizzería a la salida y eramos cuatro. Pedimos cervezas y pizza. El mozo está amable. A los 20 minutos caen cuarenta personas, todas de golpe. Se llena la pizzeria. Todos con pinta de neohippie sensibles. El mozo putea, se quiere matar. Es el único mozo de esa pizzería, la única en ese barrio tan lejano. Camina y se olvida de los pedidos. “Son las cuatro de la mañana, no podemos ir a ningún lado: te juro que ese hijo de puta de Spinetta nos cagó la noche”, digo. Después comentamos que si entra a la pizzería Spinetta con una guitarra lo cagamos a trompadas. No podemos escuchar ni siquiera su nombre.

Afuera pasan travestis, policías, cumbieros, motoqueros y vistosos homosexuales.



Y el tiempo también.



7

Aven compra las entradas el día del recital: las están vendiendo más baratas. Saca plateas muy lejana a precio de campo (paga $135 una entrada de $200; no quedaban campos en ese punto de venta): Una vez en la platea, nos trasladamos a un lindo lugar mucho más caro y sensible. Imaginamos el sufrimiento de los que están en el campo cinco horas parados. “Yo me quejo y estoy sentado”, dice Aven.



8

Buscando alcohol en Liniers prohibido, recorriendo lugares que no venden se nos suma un extraño que tiene lugar en la misma platea. “Me dijeron que en tal calle venden”, nos dice. Vamos con él. Descubrimos un supermercado chino. Compramos cuatro cervezas y un vino. Nuestro nuevo aliado nos busca parecidos y no deja de hablar: lo encontramos insoportable. Por suerte en la entrada lo perdemos. El se queda en la platea lejana y con Aven vamos a los lugares privilegiados.



9

Spinetta dice: “qué aguante tienen: un aplauso para ustedes mismos”. Yo estoy acostado y lo busco a Aven con la mirada; él me mira y nos reímos por este acto de demagogía metalinguística. Antes Luis hace pasos de comedia cuando comenta del choreo de Muchacha ojos de papel a Mariposas de Madera.

Por otro lado, una de las cosas hermosas que rescato del recital es el amor profesado sin ningún tipo de caretaje o temor homosexual: eso de abrazarse todos, decirse hermoso, lindo y esas cosas, tocarse; esas boludeces de manifestación del amor que en el escenario sucedieron sin el menor putito pudor.



10

Yo siempre especulé acerca de cuál podría ser el marco adecuado para que Spinetta dilapidara esa fortuna que acumulo en base a escatimar a su público de sus mejores temas, de no tocarlos en vivo. Yo más bien suponía que ante un recital gigantesco él podía aprovechar la resignificación de un tema como "Cantata de puentes amarillos" o "Muchacha ojos de papel" (que ya hace 25 años era un milagro); me planteaba escenarios épicos en que nuestro Maradona se resigna a volver para viajar a Australia y clasificarnos al Mundial.

En ese sentido, le salió redondo. Guardó todas las gemas como quien guarda los muñequitos, sin sacarlos de su caja, sin jugar con ellos, para que se aprecien en mercadolibre. Y, digámoslo: en mis imaginarias noches de Spinetta revisitador jamás estuvieron hermosos temas como los que tocó Pescado, Almendra, Invisible (¡nada menos!).



11

Había más gente que en el Velez de Charly.

Quizás porque los últimos días vendían las entradas a un costo menor, quizás porque la gente (yo también) se resignó a pagar precios en dólares (AC/DC tenía entradas más baratas) sin chistar, como forritos inconcientes. Quizás porque Spìnetta estaba en el total de sus facultades mentales, quizás porque Charly está hecho mierda por los fármacos de la cura que lo esconden de su Ser, nada menos. Y también porque murió Moro. Y pòrque Charly y las bandas eternas (Sui Generis + Seru Giran + La Máquina de Hacer Pájaros + Porsuigieco) no ha sucedido yet.



12

Qué hermosa esa época en que el rock no era tan conchudito y comercial y se armaban y desarmaban bandas todo el tiempo.

13

Laura Loren me escribe en los comentarios del concierto en facebook: "hace un rato me acordé de cuando llamábamos por teléfono a guille a las 5 de la mañana y sin decirle ni una palabra le pasábamos la cereza del zar... grandes momentos junto a luis alberto".


14


Empieza Poseído del Alba y yo me paro y soy el único de la platea parado y es lo más lindo del mundo. Ver toda esa masa de hijos de puta y a Lebon hermoso y lindo y -luego- Edelmiro Molinari hermoso y Castelliano y Del Guercio tan lindo, todos esos hippies con esa paz de belleza tan contraria al capitalismo.

Menos mal que Aven dijo que no con una sonrisa cuando le dije “vámonos a la mierda”. Fue el mejor recital de mi vida la primera hora, porque era todo futuro. Luego sobrevino el terror a lo infinito, el tedio de Umberto Eco y las famosas primeras cien ´páginas del El nombre de la rosa.

Cuando salió Pescado todo recobró sentido. Pero ya estábamos un poco muertos.

21 comentarios:

arqueck dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto Lavanda dijo...

Hasta cuando vas a seguir con ésto?

meridiana dijo...

qué opiniones tan diferentes con respecto a este recital, parece dividirse entre la incondicionalidad absoluta a LAS y los que rabiaban por verlo y se hincharon las tarlipes o sencillamente no daban más, no pudieron llegar al final.

queda claro sí que estamos viejos y aguantar 6 horas de música en vivo no es algo fácil de superar.

spinetta con todos sus deslices (es verdad lo de escatimador) está abroquelado por tantas, tantas canciones y momentos que es parte de mi adn, ni te imaginás hasta que punto.

por eso no fui

saludos

Lilián

arqueck dijo...

MMM, Roberto, el hecho de que le hayas puesto ese erroneo pero sofísticado acento en la e me dice que tenés un impulso cultural. La ausencia de acento en cuándo me habla de un comentario escrito a alta velocidad, quizás con culpa o verguenza. Que no haya signo de interrogación al principio me habla de un amor angloparlante o de un fanático del mensaje de texto.
Y tenés un nombre hermoso, varón.

Oscar Cuervo dijo...

qué hermosa época en que el público de rock no era tan conchudito y no se le ocurriría quejarse por la longitud de un recital.
Por otro lado, arqueck, tu post sí es insoportablemente largo e insustancial y tus youtubes se ven y se oyen para el orto.
Devolvé la guita, ladri!

arqueck dijo...

Yo te digo que estoy contento por el audio y la vista de algún videíto internético que ya tanteo descomunal en pocos años (por otro lado, un recital es para vivirlo y no grabarlo, yo nunca lo haría, pero bueno).

El problema de la longitud de algo tiene que ver con el criterio de obligatoriedad que este término tenga en nosotros a razón de una experiencia (el infierno de Sartre y el laberinto de Borges tienen que ver con esto). Si un post te parece largo salteás líneas o te vas, estás ubicado en una experiencia que no te obliga a cesar tus libertades físicas, auditivas, visuales, totales (no te cobro una entrada a precio dolar, no te obligo a estar en ayunas mientras estás en la página ni te prohibo cualquier consumo). Hay consumos culturales que a razón de un posterior crecimiento estético nos llevan a encerrarnos en el tiempo de un artista. Nosotros elegimos ceder nuestro nivel de atención por cierto tiempo. Ok. Pero a veces este tiempo externo nos resulta mayor del que preveemos, hasta INSOPORTABLE. Se me ocurre el caso de Proust, en el cual comenzás con alegría a encerrarte en ese tiempo y en la página 400 ya lo estás puteando por su esteticidad de la lentitud y eso te pasa en tres libros porque vos elegís encerrarte. El hecho de que una obra de arte sea insoportable tiene que ver con esta tensión y uno puede ubicarse en la primerísima primera persona del singular para putear y hasta es separado del valor artístico de la obra. Yo no la careteo: fue insoportable vivir cuarenta años una noche. Yo no sé cómo se vió desde la sillita del vip gold o del vip preferencial, pero con una vista hacia todo el público desde el centro de las plateas te puedo decir que el público (las plateas altas y bajas, el campo) estaba hundido por los temas, hasta Spinetta lo notó, estaban todos aturdidos, atontados, heridos, yacían parados (los del campo del vulgo) cinco horas, o en las sillitas de mierda de la platea, qué sé yo, está todo bien pero no ocultemos esto.

arqueck dijo...

Oscar, me fuí a Emeygriega y hacés la misma comparación con Proust. Al final estamos de acuerdo.

emeygriega dijo...

Qué ridículo Cuervo, cortala con Proust, pibe! si quiero lo leo en un mes o mejor no lo leo.

Arqueck: no puedo agregar ni quitar nada a loe scrito por vos. Creo que debimos mensajearnos para ver el show juntos y reirnos con las puteadas. Nosotros le gritábamos: PESCAAAAAAAAAAAAAAADO.

1) El Chino tiene un buen gusto increíble: cuidá esa amistad y cuidá cada disco de Zeppelin.

2) Nasty People me saca.
3) Juanse: quise cremarlo.
4) Por qué nadie se enoja nunca con Spinetta? En el Colón tocó en el proscenio sólo con Cardone. ¿Para qué tenés el Colón, flaco? Para éso íbamos al Rex!

Coclusión: hay un aputasamiento general de amar, amar, amar y perdonar al lider, mientras nos empoma leyendo a Arteaud.
Me gustaría saber qué es más burgés y qué más revolucionario, si dejarse bailar por un rock star o irse a casa.

Hasta la victoria siempre, Luis Alberto, que mi tiempo lo manejo yo, es lo único que tengo:la guita ya me la sacaste.

emeygriega dijo...

qué lindo escribí Artaud.
¡No había visto Muchacha versión Opus 4!
Me descompenso.

arqueck dijo...

Igual fue un recital hermoso. Yo (yo yo yo, sólo yo) le recortaría desde la entrada de Juanse hasta el comienzo de Invisible y ahí sí, es el mejor recital de la historia del mundo.

Esas dos horas que saco las pongo después de Muchacha ojos de papel y todos contentos. Ahí vamos a ver si siguen celebrando la magia del maestro o si se van a sus casas.

emeygriega dijo...

Es exactamente lo que propuse yo, yo y solo yo. Hago un corte de Rapoport a Invisible, inserto socios del silencio y corto hasta Pescado.

Y Cuervo y su grupo del ERP se quedan solitos en el estadio con los duendes de Luis, con todo el estadio vacío, a pura mística.

Oscar Cuervo dijo...

Eme y arqueck:
hay una discrepancia flagrante entre la intención de ser "incorrecto" ("algunas incorrecciones") y esgrimir argumentos de consumidor estafado. Esos "yo pagué mi entrada y quiero..." es la expresión del más patético cualunquismo que quiere seguridad porque paga sus impuestos o se queja de la atención del mozo porque "mi plata vale". Déjense de joder muchachos, asuman que están en este caso del lado del consumidor tardocapitalista y no quieran pasar por incorrectos, no sean necios, mirtha, tu necedad no te permite entenderme. Si reconocés que "fue el recital más lindo del mundo" y que "la versión de Muchacha me desestablizó", cerrá el orto y andá a presentar el reclamo a Protección al consumidor o al Inadi, porque ustedes son laburantes que el sábado se levantan a las 5 de la matina para entrar a la Kraft. No mientan más, por favor, reconozcan que lo que pasó simplemtente es que no les da el cuero para cuatro horas y media del Flaco, que es una cuestión del cuerpo de ustedes y no de lealtad comercial.

Por último: pagué mi campo y vi todo el recital desde la popu, Spinetta era una hormiguita blanca en mi campo visual, agucé mi oido y pude escuchar con nitidez cada nota que se tocó esa noche, miré a mi alrededor y vi gente en un clima de unción estupefacta por esa belleza que no reclama pogo ni encendedores ni celulares. A las 2:40 estábamos casi todos lo que empezamos y Almendra y Pescado ya se habían ido hacía rato.
Así que: sigan mamando.

arqueck dijo...

Con el tino político creo que podríamos hablar de que Spinetta secuestró los temas "como secuestraron los goles y los compañeros" para que llegue la linda cifra al final todos all together.

La incorrección es no caretearla cuando es oneroso admitir el hambre muy bien real, con el plato muy lindo del halago, también servido. Yo a Spinetta no le pido nada, no le exijo a retroactividad: sólo confieso el tedio de la incertidumbre ante el maremagnum de esos temas tan pum para arriba (metafísicamente hablando). Es como un diario, un registro.

"Si están cansados vayan a ver a acedesé que tocan la mitad", dijo el poeta; "¿están cansados?", "che, eso no es un aplauso", dijo tambem.

(Antes y después pidió antidoping para su madre y convidó al público con un autoaplauso en base al aguante que percibió.)

Spinetta hará lo que se le cante, pero como última incorrección le toco un poco el orto y le ordeno la lista a mi piaccere, a saber:

Spinetta solo soundsystem

1. Mi elemento
2. Tu vuelo al fin
3. Ella también
4. No te busques ya en el umbral (Umbral) (TEMAZO)
5. Fina ropa blanca (TEMAZO)
7. Alma de diamante
8. La bengala perdida
12. ¿No ves que ya no somos chiquitos?
13. Cielo de ti (con Malosetti)
14. Cisne
17. Maribel se durmió
19. Bajan (con Cerati)
20. Cementerio club
22. Mariposas de madera
25. Filosofía barata y zapatos de goma
26. Rezo por vos (con Charly)

Socios del Desierto (Torres en bajo y Malosetti en batería)
2. Bosnia
(acá le agregaría un Jardín de Gente)

Invisible
1. Durazno sangrando
2. Jugo de lúcuma
3. Lo que nos ocupa es esa abuela, la conciencia que regula al mundo
4. Perdonado (Niño condenado)

Pescado Rabioso
1. Poseído del alba
2. Hola dulce viento
3. Serpiente (viaja por la sal)
4. Credulidad
5. Despiertate nena
6. Me gusta ese tajo
7. Post crucifixión

Almendra
1. Color humano
2. Fermín
3. A estos hombres tristes
4. Hermano perro
5. Muchacha (ojos de papel)

Final (con Arqueck disponiendo de su hermosa vida, ya en la calle, con los bondis pasando, yendo de Aven, comenzando otra noche de poesía)

1. 8 de octubre (con Mollo)
2. Retoño
3. Seguir viviendo sin tu amor
4. Yo quiero ver un tren
5. No te alejes tanto de mí
. Sombras en los álamos
9. Las cosas tienen movimiento (con Fito)
10. Asilo en tu corazón (con Fito)
11. Al ver, verás
15. Era de Uranio
16. Vida siempre
21. Adónde está la libertad (con Juanse)
23. El rey lloró
24. Necesito un amor (con Dante y Valentino S.)
1. San cristoforo
3. Nasty People

Oscar Cuervo dijo...

Muy bien, arqueck, cuando hagas el velez de tus cuarenta años ya tenés la lista armada.

arqueck dijo...

Y ya que estamos tocandole el culo al Flaco cambio los primeros 16 temas por estos:

1. cantata de puentes amarillos
2. quedandote o yendote
3. lago de forma mia
4. cancion para los días de la vida
5. cielo de ti
6. la aventura de la abeja reina
7. la miel en tu ventana ("de la época en donde la gente hacía el amor embanderada")
8. plegaria para un niño dormido
9. todas las hojas son del viento
10. cementerio club
11. la sed verdadera
12. por
13. Fina ropa blanca
14. Los libros de la buena memoria
15. No te busques ya en el umbral
16. El anillo del Capitan Beto


después la lista anterior con las bandas.

lapodredumbredorada dijo...

Cuervo, supongo que por fatalidad onomástica estás condenado a admirar a toda clase de muertos. Estás disculpado, man, pero vos, Arqueck... Esperaba un poco más de lucidez de tu parte. ¿Spinetta? Recuerdo un viejo fanzine que decía algo así como "los restos de hippismo que sobreviven en nuestra sociedad deberían ser extirpados a sangre y fuego" A primera vista suena un poco exagerado, pero después de décadas de eutanasia, los muertos no entierran a sus muertos sino que se homenajean entre ellos. Tal vez se deban tomar medidas de fondo, como las que el Flaco hace no mucho solicitaba para los pibes chorros.

Alan Robinson dijo...

JEJEJEJJEJEJEJEJEJ....
Como me hiciste reir con lo de Nestor Kirchner.
Te quierooooo!!!!!

arqueck dijo...

Podredumbre, recuerdo a Ricardo Iorio en BARock 1982 hippie diciendo "y los hippies que se mueran" y ahora lo tenés con su disquito de covers de Invisible, Pescado Rabioso, Almendra, Roque Narvaja y siguen las firmas. También rememoro a Ricky Spinoza llenando de temas rollingas el disco 4 de copas cuando su público punk quería matar a los Rolling Stones. Y los cementos de Fun People, todos gritando "el que no salta es un stone" y en el escenario Gori Gore, el guitarrista más rollinga del mundo. Yo no sé quienes son tus ídolos, creo que cada generación debe nacer asesina, pero vamos, a quién me vas a proponer, ¿al cuarentón Marcelo Pocavida, a los fachitos del Buenos Aires Hardcore, a los greencore, a los straight edge, a los raperitos imperialistas de Burzaco? Es música, varón. Y a Mozart no lo vas a matar tan fácil. Y quizás no lo sobrevivas tampoco.

En el fondo, si alguien está vivo o muerto no importa mucho.

Saludos y abrazos a Alan.

lapodredumbredorada dijo...

En efecto, supongo que no sobreviviré a Mozart (lo que no significa demasiado. Salvo que seas un darwinista rabioso o Mirtha Legrand, no veo gran mérito en sobrevivir a cualquier precio) Y en efecto, tampoco importa si alguien está vivo o muerto. El problema son los muertos vivos (sobre todo los que vienen babeando con mucha anterioridad a que Romero hiciera la uno) Abrazo cordial! Necro
PD: Alan te abraza tambien y promete pasar a buscar el gell para Navidad el sábado.

arqueck dijo...

Che, Necro, sin ánimo de chicana, ¿cuál es la nueva generación, los vivos? ¿Pez, Cienfuegos (rip), Banda de Turistas, Los Natas? ¿Tenés alguna hermosa banda escondida? Porque quizás estén más muertos que los vivos o sean más viejos que nuestros jóvenes ancianos del rock nacional. (Aristimuño y El mató a un policía motorizado me parece que se acercan pero están leeeeeeeeeeeeeeeejos de un Spinetta/Garcia -para mí.)

Por otro lado, el Flaco tenía en lista Encadenado al ánima y no la tocó. ¿Será por tiempo? Ahí ya imagino a algún ortodoxo fanático diciendo "que toque la lista de arqueck así entra ese tema". Los policias del aburrimiento ajeno, un poco más encarcelados al ánima del incriticable prócer del Alma del pueblo universal.

¡Salud!

rozi dijo...

no existen ninguno de esos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails