domingo, 25 de mayo de 2008

Fiestas

- 1. Fiesta en primera persona del singular
-
Hacer el post inmoral fiestero Babel todo de golpe. Primero nombrando a estos neoyorkinos balcánicos con reminiscencias bregovicienses y kusturizados en imagen y sonido (por no hablar de cierta Boratización del asunto). Hablamos de Gogol Bordello, la nueva banda nueva, con el video del invierno, un short film que incita al rejunte de placeres cortoplacista.

La gema fiestera es ésta (doblemente con y sin acento):
-


2. Fiestas propiamente dichas. Separador de radio.
-
Hay distintas clases de fiestas.
-
Fiestas del sentido, del lenguaje, del sexo. Fiestas ideológicas, económicas, políticas. Fiestas que son un exceso en sí mismas y fiestas que comienzan demasiado tarde. Fiestas peores, sin importancia, y hasta demasiado largas, con el Sol y la vida saliendo al unísono.
-
Rayos impuros, de exaltación, de ebriedad, de conciencia pura brillando y perdiéndose en los renglones del sentido. ¿Que otra cosa es el libre albedrío sino la manifestación de la última conciencia, la del hombre íntegro e inhábil, destruído pero siendo una unidad, un criterio y un alma, caminando sin poder, ya quebrado, ebrio, drogado, afiebrado, alucinante, y sin recordar lo sucedido más tarde? Hay conciencia, en el plano posterior al sentido, y parece haberla sin sentir éste.
.
El hombre, ascendido al plano cero de existencia; la conciencia del recién venido y del loco, con su esencia, con sus márgenes instintivos, con su devenir eterno.
.
La fiesta, para ser fiesta, supone una conversión del devenir. Esto (la fiesta, lo que sucede en la fiesta) no es lo que estaba siendo, es otra cosa. Un escenario con otras reglas, otras leyes y otras personas (que son, aunque nunca lo son, las mismas; es decir, éste devenir de conciencia). Una fiesta es un cataclismo, un rayo, que parte los supuestos y da nacimiento a supuestos nuevos. Y estos supuestos, en el fragor, en la inventiva de la improvisación, son naturales. O sea, una fiesta que surge, que eyecte, que es parte de un momento, de un capricho, de una conjunción de pedidos inconcientes y que no se permite el lujo de tomarse en serio, es el summum del concepto y su única posibilidad. Es la fiesta en estado natural, el cambio de leyes por obra de un momento, no de un pedido ni de un plan ni de una moda, ni de un deseo externo.
No: la fiesta se impone o no es fiesta. Surge o es una máscara social, un símbolo decadente, una sensación que no tardará en extinguirse. Y también es un estado que, por fuerza, por imposición, por cambio abrupto de normas, de posibilidades, al irse, deja al participante desubicado. Regresando al estado anterior luego de un salto de conciencia desde el cual, el arrepentimiento, la desubicación y la incomodidad, ante el desorden, lo aturde.
-
Fiestas, de segundos, de años, de vidas. De imposición, de violencia, de guerra. De conciencia, de sentido, de alienación.
Segundos, segundos, Segundos. La forma se eyecta y vuelve. Cada segundo la cambia.
La forma, que es una porque es muchas, vuelve.
El momento, el orgasmo, la panacea, el paraíso, han prostituido al cuerpo.
El alma, que le dicen.
-
3. La respiración del texto
-
Ahí está el apunte. Consumo más inversión más gastos más importaciones menos exportaciones. Y el gasto público. No: al revés. Más exportaciones menos importaciones. ¿Y consumo? Tienen todo. Pero yo para que entiendan lo que leen. Producto bruto nacional. Demanda agregada es siempre el total. De todos los bienes. De un país.
Las dudas que tengan fijensé cómo las pueden formular. Lean el apunte. La de Castillo y la de Estructura Tributaria. ¿Quieren entrar? Decir algo. Bueno. Vamos a pasar unos volantes. Es importante saber lo que pasa. Estamos llamando a la movilización hoy a las 19 hs. La emergencia presupuestaria que declaró el decano es una muestra de la falta de interés del gobierno. Un superavit que no es.
La falta de políticas. Va a haber una charla hoy. En el auditorio a las 19 hs. Los que pueden ir que vayan. Y ahí está el boletín que sacamos. En la urna pueden contribuir. No tiene precio. Es sólo lo que pongan… Bueno. Gracias.
Hay varias finalidades del texto. Ingresos y gastos. Lo tienen en el cuadro del anexo. El del sector público. Les dejé un apunte en la fotocopiadora. El debate actual. ¿Qué se dice sobre eso? En las dos notas que traje se habla del tema. Con el superavit fiscal. Se está –dicen, son notas alarmistas–, gastando mucho. El año electoral. El superavit fiscal actual es record. Dos el tipo de cambio, el aumento de ingreso, no se paga parte de la deuda. Un achicamiento del gasto. A nivel nominal se achicó. En el 2002, 40 % de inflación. En el 2003, más. Desde el 2002 a esta parte hubo muchísima inflación. Si a un docente se le aumentó un 10%, un 20 % entonces el gasto real se achicó. La diferencia entre nominal y real.
-
Sí, podés anotarlo. Subite los pantalones.
-
4. 24 hour party people
-
"Quiero que legalicen a Chespirito" gritaba un grupo de beodos circa 2001. Siete años después, el mejor tema de rock nacional del mes es el absolutamente beatle "Himno a Bolaños", del nuevo disco de Intoxicados, Thend, el exilio de las especies. Cristian "Pity" Alvarez interpreta una melodía notable sobre una fanfarria militar llena de trompetas Sargeant Pepper, con melodías del propio tema musical del Chavo del 8 y presto de una sonrisa telefónica notable. El tema es infinitamente mejor que aquella versión que había dado el propio Alvarez frente al cheto embajador de Palermo Hollywood, y yo le deseo un videoclip en una plaza de mayo repleta en donde la presidenta le entregue la llave de la ciudad a Roberto mientras el Pity comanda los tonos de la orquesta.
-
El disco de Intoxicados, ya que preguntan, es ideal para esas personas de bien que habríamos deseado que Calamaro siga drogándose y haciendo quinientos discos por semana. Thend es en muchas maneras el sexto disco de El Salmón, inimputable por completo y repleto de bellas plantas creciendo en defecaciones del Cebú. Brillan hits tan subjetivos como "Casi sin pensar" o "Pila Pila" junto a temas como "Comandante", que hablan por sí solos. Por supuesto que está mal hablar bien de Intoxicados y está bien hablar mal pero tampoco este sentimiento de irrupción se justifica por esto. Simplemente es.
-
5. Flexibilización laboral
-
Antes: "donde se come no se caga". Hoy: "donde me cagan no se come".
Y aumentar el sueldo junto con el aumento de las horas a 80 minutos.
-
6. Luz
-
Se apagó la luz.
-
No hay televisión. No hay sábanas, no hay cama. No hay paredes ni techo ni piso ni blanco ni cuerpo. Hay percepción del negro o el negro es todo. El negro como parte de la intervención extracerebral (expresión imposible), como sentido múltiple, como senda incaminable, existencialismo post-mortem, filosofía de lo no conocido.
La luz, en eso estábamos. La luz. Brillo que contrasta, claridad que genera, a su vez, oscuridad. Lluvia que seca, aquí y allá, otras realidades. Otros días.
Distintos.
-
Alguien se levanta de la cama. Crea el universo. Desarrolla el tiempo, el espacio, un sistema de causas y consecuencias regido en principio por éstos. Se las ve con la materia, los átomos, el creador del infinito y su propio ser, omnisciente eterno.
Antes se suicida.

lunes, 19 de mayo de 2008

Nunca, Tarkovski, la felicidad relacional y el infierno de los deseos cumplidos

“Se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por las no atendidas”
Santa Teresa


Entro a la casa y ahí, en el prohibido lado de adentro, está Nunca, despertándose en el sillón de tres plazas. (Mi colchón no es de una plaza, dijo el chico: mi colchón es una plaza.) Y yo trueno de mil maneras y le digo “te odio, te odio”. Pongo la mochila en el sillón y la dejo a ella mirándome y tratando de entender algo. Ingreso en la habitación, llena la alfombra de plumas de almohada, violadas y corrompidas ambas por el insaciable animal.

–Odio tu casa, odio tus autos –le grito al canino mientras lo echo.
A los dos segundos, ya retornada, me sigue mirando desde el sillón. Necesita del otro.

Esta situación tiene paralelos en todas las disciplinas. En la gramática, en la física, en la política, en las relaciones humanas. Lo cierto es que el aspecto relacional, y más aún su felicidad (esa de la cual nos habla Sean Penn en la maravillosamente beatnik Into the Wild) parece ser al fin y al cabo el destino paradójico del egocéntrico ser. Hay dos constancias: una, el ser es un arrojo de deseos y le importa tres carajos el otro y, dos, la felicidad, en un alto grado, parece ser relacional, dependiente de otro, pero por razones narcisistas. Ser feliz y exitoso sin constancia de ese éxito y felicidad por un tercero, parece ser un escenario triste; ser triste y vivir la angustia también, y de ahí la queja de Dostoyevski por los quejidos en Memorias del subsuelo, gritos de dolor que encuentran en la exteriorización y el contagio del desgarro interno un placer. El primer teléfono de Graham Bell necesita del segundo, Adán palíndromo se somete al cirujano y el chiste del tipo en la isla pidiéndole a la hermosa mujer que se disfrace de amigo. Y, claro, buscar vida en otros planetas pero no en el nuestro.

Nunca ingresa en la habitación derribando una banqueta que le traba la puerta, se acerca con ojos de víctima y me busca. La echo a patadas. Un minuto más tarde intenta ingresar por la otra puerta, trabada. Vuelve a por la primera modalidad y aquí está, sentada en la alfombra roja. Cuando me ve escribiendo en el teclado decide irse a romperle las bolas al tacho de basura, al sillón o a cualquier cosa que amenace con ejercer alguna acción que la saque de su aburrimiento.

Cualquier relación hace la experiencia más justificada pero también tiene dentro el gérmen de su destrucción. Cualquier relación, cualquier acto o circunstancia de unión con fines específicos, camina, junto con Todo, hacia su propio fin. Ya sea una sociedad anónima, una pareja de amantes, un cuerpo y el tiempo, las neuronas presinápticas y postsinápticas o un par de átomos, todo tiene un fin desde el punto humano de finitud y mucho más en el plano del deseo relacional.


Y la felicidad relacional y la felicidad individual. Will Smith queriéndose suicidar porque le mataron al perrito y se quedó solo en New York. Tom Hanks pintando la pelota de vóley. Zarathustra que abandona la sociedad rumbo a las cavernas y sin embargo dice: “Compañeros de viaje vivos es lo que yo necesito, que me sigan porque quieren seguirse a sí mismos e ir adonde yo quiero ir” (Friedrich Nietzsche, Así habló Zarathustra, Andrómeda ed. Bs. As., pág. 27). Los miles de anacoretas del siglo IV que abandonaban bienes y familias para retirarse en soledad en los desiertos de la Tebaida, en Egipto, en busca de Dios; desprecian la relación mundana por la divina pero creían y vivían en relación. Con algo: con un Otro.

Es decir que uno vive reflejado en un mundo del que espera respuestas, provisto de oídos que reciben sustancia, cuerdas vocales que la reproducen, tacto para experimentarlo y herramientas visuales para conectar lo antedicho y entregárselo en bandeja al entendimiento. Estas funciones también comunicándose.

Echo a la perra nuevamente y escribo. Justo hoy vi el film Stalker (Andrei Tarkovski, 1979), una película intelectual acerca de tres personas que parten hacia un lugar de cierta y divina realización personal, con un potencial digno de otro grado de conciencia. En el viaje hacia La Zona –dicho lugar protegido por ejércitos, desaparecedor de personas–, los tres viajantes, el Stalker, el Escritor y el Profesor, se sumergen en sus propios miedos y se encierran en una red de relaciones que los lleva a echarse las culpas los unos a los otros por sus miedos, deseos y ambiciones de destrucción. El lugar en el cual se cumplen los deseos, finalmente, es el lugar de las consecuencias puras, el lugar del resultado frío, amoral, final. El que refleja tus intenciones y tu maquiavélica capacidad de acción. El infierno mismo. (Ten cuidado con lo que deseas porque puedes conseguirlo”dijo Wilde en El Retrato de Dorian Gray). Ese lugar no puede ser deseado por uno mismo pero, menos que menos, por un tercero. Y hay veces en que ese lugar, el lugar de la realización personal, es ni más ni menos que un tercero (uno de los caminos de la película es éste, el de perjudicar lo deseado por los medios, el de corromper algo buscando no corromperlo). Esto puede ser en términos temporales o espaciales, y puede durar un segundo o una casa o quince años. Es ahí, en el Otro como la realización del deseo, en donde toda felicidad es relacional. Porque esa felicidad es la búsqueda y el desarrollo del deseo. Ya sea ver una película, cogértelo, comprarle un pancho, que te hable o que llegue a tal hora. O simplemente que esté ahí, presionando las letras en el teclado mientras lo ves tirada en la alfombra, ahora que entraste por la puerta del pasillo destrabada y la alfombra está llena de plumas.

domingo, 11 de mayo de 2008

15 momentos desafortunados del Universo Simbólico

Muchos puntos todos sobre el aire. Hoy, decires, charlares, diálogos, modismos. Todas esas cosas que si tienen correlato en el mundo físico sucedieron pero si no flaco, andácantarleaGardél y otro le travaladna porque la ventana te mira y hay sol y son quasi mafiosos, como la palabra, un medio o un fin, la palabra como brazo armado de la moral y cuarenta semiólogos en un cabaret.
.

1. La mejor frase de todos los tiempos.
.

“El deber del escritor, del poeta, no consiste en irse a encerrar cobardemente en un texto, un libro, una revista de donde nunca más saldrá, sino por el contrario, salir fuera para sacudir, para atacar al espíritu público, de lo contrario ¿para qué sirve? ¿Y por qué ha nacido?

Antonin Artaud.


2. Argentina, oíd el ruido: derrotas, cadenas.
.
1.– Y dígame, ¿qué papel tiene usted en esta sutil pero abrumadora trama de mentiras, violencia y cinismo?
2.– Yo soy el cocinero.

.
3. Nora Dalmasso, o por qué la gente copada muere
.

P.D.: Miguel "francés" Rohrer, con vos todo bien.
.

4. La invención de Morel

Hace dos domingos con M llamamos a Boris, otrora Jim Morrison de Villa Adelina y hoy padre primerizo en condiciones de pareja que desconozco (su señora esposa le prohibió cualquier vínculo conmigo), en lo que fue (ver entre paréntesis anterior) la única charla que tuve con él este año.
–¿Cuándo nace tu hijo? –le pregunto.
–El sábado, domingo que viene –me dice–… igual, le dije ya a M, nos vemos el viernes.
Yo le descreí por motivos obvios y se lo hice saber cuando lo encontré por casualidad en la estación Adelina tren Belgrano el miércoles.
–El viernes nos vemos –me repitió.
Y, sorpresa, otro encuentro. Esta vez la mañana del mismísimo viernes, yo con resaca y festejando el encuentro.
–Al final nos vimos el viernes –le digo.
Y él me dice:
–Hoy a la noche nos vemos.
–Dormiré siesta entonces –concluí.
.
A las 23.21 recibo el sms.
“Deseaba mucho esa liturgia anti apostólica. Pero ya ves, mi mente era la contratapa de mi vida. Y yo soy el actor más principal y más extra. Quedará en los sueños pasados mi rebelión. Ahora Charly necesita morir y vos nacer.”
.
Y al otro día se me aparece en casa dos veces, una de las cuales me dice la frase del 2008: “Si te suicidás, es por falsa modestia”.


5. Por qué la dialéctica no tiene importancia
.
(acerca de mi Nick “cero viernes”)

Matt espuma de mar dice:
y si.. es sabado.
Cero viernes dice:
las convenciones nos ganaron pero nos tranquilizan: si nos despojamos del clasificatorio, días, meses, años, nos encontramos desnudos.
Matt espuma de mar dice:
seria tan lindo.. pero no en esta epoca por q hace frio
.

6. Por qué aspirar coca está mal



.
1.- No estoy de acuerdo.
2.- Pero no dije nada.
1.- Justamente por eso.
.
8. Mayo de felicidad y lucidez
.
Y AHORA ME LO HAGO SOLA... Y ME VA TAN BIEN. dice:
no sabes mi casa se parece a la tuya
Y AHORA ME LO HAGO SOLA... Y ME VA TAN BIEN. dice:
toda llena de velas
Y AHORA ME LO HAGO SOLA... Y ME VA TAN BIEN. dice:
de botellas
Y AHORA ME LO HAGO SOLA... Y ME VA TAN BIEN. dice:
de mugre
Y AHORA ME LO HAGO SOLA... Y ME VA TAN BIEN. dice:
soy un hombrecito vos en potencia
Atún dice:
la mía, acorde a mi sobriedad, se va limpiando, se pone inofensiva. Te paso la antorcha olímpica contento.
.
9. Happiness is a warm dick
.
Maco Schuff: ¿Qué harías si escucharas un (BIP) arriba de alguna palabra de una canción tuya?
.
Zambayonni- Lo mismo que Fernán Mirás en "Tango Feroz" cuando escuchó que le remixaron un tema.
.
10. Parte de Enfermo
.
Escena 11: Interior. Sala de espera. Hospital Privado. Mahler (35) está sentado en el pasillo. Se abre la puerta del consultorio Dos. Sale Médico (45) del consultorio, mirando una hoja y diciendo fuerte: "Mahler, Francisco". Mahler se levanta y va hacia él. Entran al consultorio.
.
Médico.– (Sentándose y firmando actas) Si, dígame qué le sucede.
.
Mahler.– Estaba durmiendo esta mañana y en el sueño, no me acuerdo muy bien, pero empecé a escuchar "¡Shh! ¡Shh!", todo el tiempo, sin parar. Como que me callaban, todo en el sueño. Era una enfermera rubia… Me levanté y todavía lo sigo escuchando, a un volumen muy alto. Pasa cada 3 segundos, algo así. ¡Shh! ¡Shh! Me rompe la cabeza, casi no puedo pensar
.
Médico.– Muy bien señor, lo estábamos esperando hace tiempo. Pero no sabíamos que sería hoy. Nos ha sorprendido.
.
(Entra al consultorio la enfermera rubia del "Shh" en el sueño)
.

11. Comodidad
.
Murió a los 50 años de edad; había nacido 28 años antes.
¿A qué se debe la imposibilidad matemática y física?
A un capricho del autor.
.
12. Cero.
.
1.- Te amo.
2.- Pero ni me conocés…
1.- Bueno, justamente. .
.

13. Postdata2
.
1.- ¿Estos cinco pesos son tuyos?
2.- No. Jamás tuve tanta plata junta.
.
14. Desnuda
.
El dibujo fue cobrando vida en un proceso gradual pero veloz. Primero fueron los trazos que contorneaban la figura; luego se oscureció la silueta interior, hasta quedar definida en dos colores la imagen. El sombreado fue lo más gratificante, no me costó nada realmente.
Un segundo de mar, fue la firma, más tarde.
Y luego entregarlo a la comunidad, fingir humildad ante los inevitables halagos de la obra, la última del contrato nefasto.
Pero él se había levantado, a mi derecha.
–¿Ya estás desnuda? –me dijo, dándose vuelta, recobrando la conciencia.
Toda la pared estaba llena de cifras, poesías, escritos desordenados y dibujos.
–¿Ya estás? –apuró, levantándose toda su delgadez atormentada.
No hubo respuesta.
Ninguna.
Ninguno de los dos sabía que habíamos nacido para desentendernos en ese andrógino lugar subterráneo, ninguno de los dos –perdónenme la frase– sabía nada. Absolutamente nada.
El curso del Nilo era menos inevitable que nosotros, en el medio de mi memoria.
.
Nunca sabré si alguna vez existimos.
Mis médicos me dicen que no.
.

15. Usted ahora mismo.

martes, 6 de mayo de 2008

Bob Dylan y el Ego como medio

...


Acerca de la película I´m not there

“Yo sólo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan. La mayor parte del tiempo quiero ser yo mismo. Bob Dylan nunca piensa sobre Bob Dylan. Yo no pienso en mí mismo como Bob Dylan. Es como dijo Rimbaud: Yo soy el otro.”


Robert Allen Zimmerman

La transparente Verdad delante de las emociones llega a decirnos que Bob Dylan –uno de los tantos a.k.a. de Robert Zimmerman– hizo y hace música formidable, única y personal. Es posible. Sí. Ahora, que amparados en esta neblina sentimental le creamos las mentiras que nos dijo, es otra cosa.


Nietzsche, en Humano demasiado humano, habló de cómo el parecer se transforma en ser. Nietzsche dice que “de tanto desempeñar su papel, el hipócrita, acaba por serlo” (Friedrich Nietzsche, Humano demasiado humano, Ediciones Libertador, Bs. As, Argentina, 2004; pág. 62). Y no lo digo yo sino que lo dice el propio Dylan en sus Crónicas, lo dice Scorsese a través de testigos en No direction home… lo dicen sus ex novias y esposas invisibles, sus jefes discográficos… todos están esperando las migajas mediáticas para romper el vidrio distorsivo y decir, por una vez, que este farsante que la va de interesante es sólo un imitador de Woody Guthrie con increíbles canciones. (Lo cual es lo más importante y es a lo que vamos.)


Sigue Nietzsche: “Todos los que quieran porfiadamente parecer una cosa, acabará por serle muy difícil ser otra. La vocación de todos los hombres, incluidos los artistas, comienza por la hipocresía, por la necesidad de imitación de lo exterior, por copiar lo que causa efecto” (Ibid., pág 62.) En ese punto el Ego no es un fin (nada, al fin y al cabo, lo es) sino un medio. Yo me articulo en deseos y fe propia, yo constituyo una voluntad interna y externa y ese condicionamiento tiene su correlato en el mundo o genera frustraciones patológicas e infelicidad. De Schopenhauer a Osho y lo que hoy conocemos como “autoayuda”, todos más o menos coinciden o proponen este mundo como “voluntad y representación”


Dylan. Todos tienen su versión de Bobby. Dylan es Picasso, dice Leonard Cohen. Dylan es el cerebro, Elvis el cuerpo y Sinatra la voz, dice Bruce Springsteen. Dylan es lo más viejo que puede ser un joven, y lo más negro que puede ser un blanco, dice Clapton. Dylan es un pozo sin fondo, dice Lou Reed. Dylan es mi padre, dice Jack White. Y las máscaras (“masked and anonymous”) de las que tanto hablan nuestros Fresans, nuestros Calamaros, nuestros Contempomis.


Dylan. Una persona que, si la dibujan cinco personas en cinco continentes diferentes, lo retratan igual. Dylan, que si escuchás la discografía completa, del Freewheling a Desire, de Blonde on Blonde a Modern Times… siempre mantuvo una línea (el mid tiempo dylaniano, en el cual “Jokerman” y “Lay Lady Lay” pueden ir bien en el mismo disco). Entonces, ¿a qué se debe, sino al amor, esta resignificación de ver un Dylan multiforme y coral, lleno de matices, cambios musicales e ideológicos? Ese papel lo interpretaría mucho mejor David Bowie, Lou Reed, Sandro Guzman o algún beatle (que, hay que aceptar, y ése es su mayor mérito, el propio Bob indujo a las drogas, originando la diversidad). No Dylan, que puede ser visto como el cromosoma que une a Johnny Cash (50s) con John Lennon (60s).


El único y gran cambio de Dylan fue pasar del niño protesta folk al oscuro artista rock, ponerse unos anteojos negros y volverse eléctrico en el `65. Fue un tour en donde se agotaban los tickets para abuchearlo (las grabaciones de No Direction Home y el genial álbum doble Live 1966, The "Royal Albert Hall" Concert se nos presentan como testimonio fértil).

Y hablando de I´m not there… es como el Sin Condena de Ledo, tiene como bibliografía a No Direction Home, tiene escenas horribles (niño defendiendo guitarra en tren, dylan `66 chocando en moto, el grito de Judas mitificado), los actores, en su mayoría, hacen quedar a Dylan como un idiota que se quiere hacer el interesante (quién sabe, quizás hayan logrado su cometido), y es una película que despierta cierta vergüenza (entienda usted ofendido lector el primerísimo primera persona del singular), sobre todo por su lectura de Dylan desde las Hojas de hierba de Walt Whitman, el caso de la coralidad como voz de una era. El caso Whitman puede darnos una referencia de la diferencia entre obra y persona, entre la complejidad, profundidad y sabiduría de una obra y la actuación, inverosimilitud y desconocimiento del artista (sirva de ejemplo el final de Lost in Translation en el cual Sofía Coppola no sabe lo que le dice el personaje de Bill Murray al de Scarlett Johanson). Dice Borges de Whitman: “Quienes pasan de la obra poética de Whitman a su biografía se sienten algo defraudados. Ello se debe a la circunstancia de que el nombre de Whitman corresponde realmente a dos personas: el modesto autor de la obra y su semidivino protagonista”. (Jorge Luis Borges, Introducción a la literatura norteamericana, Alianza Editorial, Madrid, España, 1998, pág. 43) Yo ahí, en la tensión artista-obra, y no creo ser el único, me juego por la obra. Allá la pretensión de Dylan, el fascismo de Borges, el ser de mierda que era Sarmiento. Hicieron de símbolos vida y eso no alcanza para hacer de su vida una obra simbólica.


Hipócrita, dijo Nietzsche e hipócrita dice Truman Capote: “Siempre he pensado que Dylan era un farsante. Desde luego no es un muchachito que canta canciones líricas. Es un oportunista que quiere hacer carrera y sabe muy bien dónde va. Además, es un hipócrita. Nunca he comprendido por qué le gusta a la gente..”


Pero, bueno, no le creemos, lo vimos haciendo esos chistes cuando era joven, lo vemos gordito en su primer LP, sabemos que es una mentira pero cuando menos te lo esperás Robert se te va a Almagro, te hace unos guantes y te la clava en el ángulo.

viernes, 2 de mayo de 2008

Completamente ebrios con Aven

Dibujos y textos by doble arqueck la casa, 48 minutos antes de que se acabe un feriado y diez horas después del momento, en medio del clamor, permítanme señores, ser erróneo, ser efímero y ser humano.


Luis Majul se sienta y sufre
–¡EXTREmISTA? –le pregunta a fernando peña.
–No proyectés –le retruca éste–. Ponete en la mesa que yo te doy y medimos bien– sigue.
La doña mirando y el don mirando. YO te cojo y a ver quién cambia.
–Primero que no va a suceder –dice Mahulk.
–Depende cuánto te pague –dice Peña.
No no no dice Aven. La radio no tiene la suposición polisémica de un texto literario. NO hay nadie que te llame cada dos textos y que te diga “soy Claudio de Lanús y lo felicito por el último párrafo”. El arte es un juicio acerca de la condición humana; el fútbol no tiene nada que ver con eso.

En una raza de inmortales no hay poesía.


Yo leo acerca del imperio paraguayo. Quince mil indios en la frontera de Gaza queriendo ser felices a través de símbolos materiales. Usted tiene demasiada fe al carácter nacional de la fe. Algún que otro rasgo y que lo reconozca como ecuatoriano a golpe de vista.
Crea una mitología, la cumple.
Y no es verdad, no es verdad, no es verdad.
Y si fuera verdad sería una virtud: a mayor sabiduría más consciencia del devenir.
Nuestra despedida todos los días, formatizados á la Beck.
El tiempo de seguir observando lo plausible de vista, entre los espacios de los dedos de la mano en la cara, observando lo terror.
Aven seguirá escribiendo y leyendo. Parece que yo me llevo prestado el libro de De Quincey, el mejor drogadicto según Borges; nunca lo leí. Y además hoy vimos un documental de Herzog sobre la filmación de Fitzcarraldo con la loca histérica de Kinsky, loca de mierda.
Aven me dice “escuchá esto” y pone audios viejos de Dolina y tomo un vino viejísimo y mañana que es ¡¡¡viernes!!!; increíble. Tener resaca un viernes, no me pasaba desde las épocas en que cultivábamos con M y teníamos las flores que se ven hoy en la tapa de THC. (Lugar al cual me invitó Symns el día de hoy el domingo.)
Entonces deme el boleto.
Y no me tutee.
Aven se ríe y Dolina sigue convirtiéndose en los Artic Monkies y es luego de ver a Peña ofender a Su a fines de los noventa, luego de ver a Peña ofender a Pettinato y a Pérez en el aplauso para el asador, Peña duro y champagniado enfrente de Coca Sarli y Aven leyendo a Umberto Eco y luego Henry Miller y luego yo desde el doble aquí, escribiendo el ombligo de los limbos de Artaud, y es pleno Boulogne, sonando todo a lo que da Artaud el enemigo de la sociedad y qué bien que quedás en la pista de baile, la puta que parió, esn 1994.
Y luego un riff indescifrable.

Y el Cabernet Saubignon que traje es mucho mejor que este Malbec tonel que trajo Aven pero antes vino con cuatro Brahma y eso hay que respetarlo.
Es suficiente metafísica no pensar en nada.

¿Qué medida sobre Dios y el Alma?
Dos cosas que surgieron con el idioma.
AAAAAQhhhh, decían los primeros
Vale más la luz del sol que los pensamientos de la humanidad en celo.

Da la vuelta. Viste un jogging horrible. Yo golpeo el teclado piano y golpeo, al unísono, el teclado de letras simbólicas que originan, quién sabe, este texto. Antes era Beck y era mejor.
Pongo "Tango" del disco Rock and roll yo de Mr. Charly García y señores, no es porque esté absolutamente ebrio pero este puto país cultural y libre es el mejor en que podemos vivir. Busquen en los nórdicos y en los Balcanes, no hay este grado de genialidad de una orbe que hace cruzar a Fernando Peña (en la puta cumbre de sus talentos, seis mil metros de altura) con Charly García, Lionel Messi, Diego Maradona, Spinetta, THC, Capusotto, Barcelona y las luces putas del barrio me fui, del barrio me voy… Urdapilleta… caminás diez cuadras y estás en una villa y la radio Colifata y "Ayer" de Melingo cantándolo con Aven como lo cantaba en el auto de mi padre cuando tenía diez, once, doce, trece, catorce, quince, diez y seis (así) años y sonaba “del barrio me voy, del barrio me fui, triste melodía, que oígo al partir”. Aven me dice "esto es genial pero hay otro que también" y le digo o me dice, no sé quién, y ponemos “Narigón”. Narigón compadre, aprendé de una vez a darle.
Y yo me acuerdo del año 1997 yo con 14 años y Bobby Flores diciendo por la radio que el rock había muerto y que Melingo estaba vivo.



Aven intenta abrir mi Cabernet Sauvignon y yo le digo: “Si hay alguien que puede hacer eso sos vos” y acto seguido lo abre y me sirve, a ver…
–Está muy pendenciero –dice Aven.
–NOoooooo –le digo yo–: es agua mineral.
Aven limpia la mesa con diarios y sobre la mesa la Metafísica de Artistóteles.
Narigón compadre, qué hiciste de tu sangre.
Narigón compadre. Aprendé de una vez a darle.

Aven lee revistas Barcelona y de pronto me dice:
–Mirá este título: “Emmanuel Kant o la hermenéutica idealista del ente”.
Yo le digo: “NOoooooooo”, porque Kant es mi ídolo filosófico y leo dos renglones y casi me caigo al piso con las genialidades de Barcelona, la Sur Zur de estos días.
Cubitos y vino oscuro de Cabernet Sauvignon y uno que piensa “mañana me voy a querer matar”, pero mañana es una construcción simbólica utópica y esperemos que antes nos atropelle la gran ola y encuentre al mundo sin sexo.



Pensar a dúo. Aven y yo y Kant y Frida. Sólo que nosotros tenemos a Melingo de fondo. Y a Barcelona.
–Ay –dijo ella–, no me digas que sos de aries.
–Sí –fue la respuesta–: como Hitler.

Melingo, Tangos Bajos, el disco que puso Bersuit en su primer (segundo) Obras, cuando el menemismo era ley y el rock no estaba tan prostituído. Y vos ibas al baño de Obras, luego de cincuenta mil chabones, a tomar agua y vos ni siquiera estabas bebido o nada. Simplemente sed.
(Todo esto pasó antes de que el rock chaboludon matara doscientas personas y se llevara el Ander a la mierda.)


Aven está en silencio y yo cambio la música para generar otro clima de lluvia. Son las 22.25 hs y-… a ver… a ver…
Decido poner “corazón de hormigón” del disco Kill Gil de Charly García, tema que al 200 % de la sociedad le parece horrible pero que con Aven entablamos en la cumbre.
–Con estos temas podemos quedar bien con cualquier nazi –me dice Aven. Es un temazo, y si estás ligeramente ebrio (o como nosotros) es lo mejor del mundo.
–Pasame un poco más de vino –le digo. Y no sé cómo escribo.


Lennon. Mind games. Badía y Sábato se cogen a cualquiera.
Bioy Casares se cogía a cualquiera. Tinayre se cogía a cualquiera.
Fantino se coge a cualquiera.
Fernando Peña se coge a cualquiera.
Y mucha gente que está sacando el celular de su bolsillo derecho
y alguna chica que está sentada frente a una pareja en un bar
y un pibe sólo tocándose
y la chica que ama tocándose sola
y todo el puto Cósmos tocándose
Mientras Bioy
y Tinayre
y Fantino
y Peña
y vos
y yo
Revivimos.
Ante este deseo múltiple.

(Qué placer es escribir sin pensar en nada sino en el acto.)
(Fenomenología, que le dicen.)

Este puto mundo es un placer cuando estás inconsciente
y ocioso
y eso dice mucho;
y si no
Preguntenlé a Tomás Moro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails