lunes, 1 de septiembre de 2008

Gran Hermano: El espejo de la nada

-

Hoy le comuniqué a Vargas ideas acerca de una sección cultural para su diario y lo cuestioné acerca de algunas credenciales para acudir a eventos; me dijo que, en principio, sí. ¿Fuentes pejotistas o ambiguas? Hoy no es el día. Le pasé un texto para el futuro, para cuando vuelva GH, "en los próximos meses". Hoy, dijo él. Quizás de emergencia.
-
Link.

-
Y entonces ahí el texto que le envié -con la premisa, "para cuando haga falta", no hoy, ¿verdad?
"Ya lo publiqué", me dijo. Sin cursivas. Bueno. La vida es incómoda, nomás.
-
Gran Hermano: El espejo de la nada
·
¿Qué ven cuando todos ven? La nada, el relato absoluto, el panóptico, la violencia de la imagen y cómo ver Gran Hermano junto con Jean Baudrillard, Friedrich Nietzsche y Michel Foucault.
,
1. La lapicera y el autor. Varias posibilidades. Y ningún Orwell.
--
A saber:
-.
Uno: hacer (yo polimórfico y plural) un informe desde la eterna referencia a la nada (¿nihilismo?) que se ve en Gran Hermano o la nada desde la que se ve GH (o cómo decir, en este mundo que pide a gritos que lo envistan de sentido, por casa cómo andamos). O dos: concebir en esta decisión económica (el espacio busca un segundo de publicidad desde) un dejo de represión de subjetivismo. O, como diría José Pablo Feinmann: “la colonización de la subjetividad”. O tres: unir todo, posmodernizar todo; un collage de pequeños, paralelos relatos. Un Beck desarmable y de periferia jugando a centro (¿o vieron la comparación casa/estudio nacional-extranjera?). O cuatro, bien: ver en el absoluto-programa un discurso único, una razón instrumental, un estado para-político, un triunfo del mercado, un mundo liberal. En una casa stalinista.
-
En lo actual, y prendiendo ahora el televisor, podemos empezar por ver la inicial exaltación absoluta de los estereotipos masticables (están el gay, el preso, el bueno, etc.) y la inevitable y posterior caída de los mismos. ¿No son todos los insertos en una misma experiencia, de exposición patológica y de ambición monetaria, en sí mismos, un estereotipo? El tránsito del ex participante de GH por los distintos programas muestra la nada desde la que está construido y el poco margen de productividad que creó la estructura para esta mano de obra, una vez usada. (Y ver, aquí, AM, Odisea argentina, GH el debate y demás demases del universo multirreferencial ombligo del mundo televisivo.)
-
2. Y el juego. El juego en sí.
-
Es, en principio, un juego homogeneizador. De rebaño nietzscheano.
-
Cuando una personalidad se asoma del resto se expone a nominación por blanco fácil (la suposición de que otro, con el comentario, lo nominará) y se la expulsa por sistema de voto negativo. Históricamente, los ganadores son los más normales –el mayor estereotipo, el de “gente normal”, escapa al resto–, quienes no establecen estrategias ni pactos. Es, entonces y por desgracia, un juego que se gana “no jugando”.
-
El premio del programa ($100.000 deducibles de impuestos, un tercio del promedio de las incontables ediciones exteriores), parece innecesario. La mayor parte de los participantes se encierran en busca de trabajos posteriores (dícense $900 en Sunset, $30.000 en tapas de Playboy y miles de pesos en miles de boliches en pagos que van 50% para participante, 30% Telefé y 20% representante) y, desgracia de que no jueguen, se desaprovecha el potencial de encerrar a aspirantes a actores a un juego político de realidad reducida. De realidad condicionada. De ninguna “vida misma”.
-
Y vida misma decía alguien. Y el elenco ABC1 clase media-alta de entre 20 y 28 años parece un ámbito reducido de realidad. Es la realidad que se quiere ver. La realidad condicionada, posmoderna, privatizada, condicionable. Conjunto de ovejas telefés, frívolas corporaciones de metáforas de cuartos de hora warholianos y orgullosos y contentos.
-
Y encerrados. Trabajando 24 hs. al día por $1600 mensuales. ¿Cerramos la puerta de Marx y su capitalismo como esclavitud reducida temporalmente? Concibo la exageración: eligieron ese encierro: “en mi mente, una cámara. En mis ojos, un espejo”. El panóptico, la cárcel, el manicomio, las fuerzas del poder. Y el narcisista, encerrado, se hunde como símbolo fetiche de las comunicaciones. Como futura vedette de Sofovich.
-
Como amo y esclavo y como amo de su propia esclavitud.
-
3. Poder. Empresa – Público – Imagen
-
Dijimos panóptico. Oigamos a Foucault, entonces, describirnos la Casa más famosa del país: “Una máquina perfecta de disociar la pareja ver-ser visto: en el anillo periférico, se es totalmente visto, sin ver jamás; en la torre central, se ve todo, sin ser jamás visto”[1].
-
Y repetimos: por dentro, espejos; por fuera, cámaras. Y en vivo y en directo. En cable, por internet, por celular. En ringtones. Con el disco a la venta. Y en tapas de revistas de todos lados. Click Producción click consumo.
-
Consumo/producción. La estructura maneja la imagen. Se adueña, derechos de copyright, de los esclavos privatizados. Y dice (y en paz no descansa) Jean Baudrillard: GH “es el espejo de la banalidad y el grado cero”. Y sigue: “Más allá del control, los sujetos involucrados dejan de ser víctimas de la imagen, se convierten inexorablemente ellos mismos en imagen”, en el marco de “una socialización virtual, forzada, que manifiesta la desaparición del otro como ser social”[2].
-
¿Socialización virtual forzada? ¿Desaparición de la Otredad? Violencia de la imagen.
-
Imaginemos la casa y el juego e imaginemos, a posteriori, este escenario: perder la propiedad privada y al abastecimiento egoísta de productos; perder la intimidad y la libertad; atenerse al mandato general para expulsión; careta socialista y espíritu neoliberal (el final como embudo con una salida) y el derecho de piso de fama prestada. Derecho de piso al fin.
-
Y la nada vista desde la nada. La nada–el televisor–el voto. Asterisco nueve mil nueve. Vot espacio uno. Y de nuevo la televisión y la compensación simbólica del ciudadano. Del consumidor.
-
Del pasivo.
-
¿Está usted mirándome a mí?

4. Relatos
-
Existe la creencia general de que un hilo de guión maneja las tramas de GH –de eso venimos hablando. Esta teoría, lejos de escéptica, me parece ingenua. Un equipo de ghost writers 24 horas al día supone un gasto innecesario y un riesgo en cuanto a denuncias/traiciones posteriores. También, digámoslo, significa una voluntad ficcional y hasta artística que daría al programa-juego un nivel superior como reparto de símbolos. Y cierro: un guión comenzaría con pautas publicitarias, no con delirios místicos (ver GH2).
·
En este caso puntal, la trama ( y a eso íbamos, al Relato en mayúsculas, el telos) es otra. Las pautas del guión se rigen por un sistema de edición, musicalización ad hoc y presentación de temas; también, adentro, por un equipo contenedor/propulsor de psicólogos, por (in)filtración de noticias del afuera desde gritos, elección de preguntas del voice graph, el ingreso y salida de vestimentas y un sistema de premios y castigos (información, video de familiares, etc.).
·
Tramas tramas.¿Pequeños relatos anárquicos? No. Tres equipos de cámaras arman el relato único final adentro y afuera. La versión absoluta de a historia. El gran final. El final del olvido.
·
Tiempo después, dos, tres años más tarde, nadie recuerda qué es lo que pasó en GH. Quienes salieron, qué hicieron.
·
Porque el gran relato, el telos, el sentido, va por otro lado. Por ese espejo, lleno de nada, que ve todo desde la parte central del panóptico. Ese espejo lleno de nada que ve la televisión llena de nada y espera. Espera, el espejo y su reflejo, la última ola, la última guerra nuclear, el tecnocapitalismo.
·
Asterisco nueve mil nueve. El mundo sin sentido. El hombre sin telos.
·
Y los símbolos que se matan por petróleo.
·
Y Vot.
·
Espacio uno.
-
Y tenés cinco minutos para abandonar esa casa llena de símbolos.
.
.
[1] Michel Foucault, Vigilar y Castigar, Siglo XXI, México, 1999
[2] En un coloquio de la Ècole Normale Supérieure de Paris, 2004.

2 comentarios:

Ricardo Iorio dijo...

SAN MARTÍN ECHÓ A LOS ESPAÑOLES DE NUESTRO SUELO CON CIEN CABALLOS. Y KIRCHNER CON UNA SOLA YEGUA NOS ESTÁ HACIENDO MIERDA A TODOS.

Anónimo dijo...

Explora el estilo de vida erotico de nuetras miles de fotos y videos. ademas de esto disponemos de una revista online, webcams en tiempo real con chicas reales, blogs y miles de contactos de chicas y chicos con tus mismas aficiones.

http://blogcontacto.asdgo.com/

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails