miércoles, 23 de abril de 2008

Noticias, Perón, Moda y Nada

.
“Hay días en que no extraño para nada mi memoria… La mayoría, de hecho. Es como saber que fuiste un hijo de puta en tu Vida Previa, y entonces alguien te dice que trates de no aullar más cuando duermes. La cosa empieza a asustarte…”

(Hunter S. Thompson, Mescalito, Seix Barral Únicos, pág. 11, Traducción de Juan Forn.)

1. Noticias

La mala noticia de la semana: Stephen Hawkins, de ahora en más llamado “uno de los boludos más grandes de la historia”, en una conferencia por los 50 años de la NASA reivindicó el genocidio colonizador europeo eufemizmado “descubrimiento” y, al mismo tiempo, como quien no quiere la cosa, dijo que hay que seguir derrochando fortunas en la carrera espacial. Según él “se debe poner en esa carrera la misma ambición que puso Cristóbal Colón en su llegada a América, en 1492”. (Esto lo dice “el diario que desinforma” y, mainstream como soy, lo cito.)


Actualización: 23-04, buen día de noticias: Videla quedó detenido y despenalizaron el consumo de drogas.


2. Qué Perón

Ahora dicen las bolas que corren, las frases rumóricas desde todos lados parece que dicen, escuchan y repiten -todas tienen un norte, dicen-, "dicen", en resumen, que “en unos meses se va todo a la mierda”. Esto ya lo escuché en el 2001 y parece que antes, hace unas décadas, era moneda común. Rumores que se abren y dispersan, oficiales e imperialistas, cipayos y generales, campistas y populares. Y aparece el humito, 292 focos de incendio, y que Clarin y que Perfil y que, encima, los errores del gobierno, y que mirá que poner a alguien como D´Elía de grupo de choque, por Dios, antes teníamos a Walsh y a Bonasso, Verbitzsky, y que bueno, pero a esos los seguimos teniendo, y tenemos a TVR y al grupo Hadad, el canal Cristina 5 Nestor con la cartera de De Vido pero tenemos en contra a Clarin (o que se lo crean) y a Los Simpson, que qué desaparecidos y qué carajo y, claro, yanquis que se meten con Perón, viste, ¿podés creer, vos, Perón? Perón, loco, Perón. A eso íbamos: a volver al PJ, a copar el aparato duhaldista, a correr la mugre, a comprar a la mugre, a integrarse a la mugre, fórmula con Rodriguez Saa pero bueno, zafamos y gobernamos, puerto en Puerto Madero, licitaciones, las ventas abiertas de América Latina, Micelli con las Madres, Schoecklender haciendo quilombo en la sede, todo políticamente correcto e incorrectamente político. D´Elía como el Jack Bauer criollo, obra como autónomo y, ¿no escuchaste?, dicen que en un año, seis meses, se va todo a la mierda. Lo escuché posta, de la emisión del papel moneda, los precios que fija Moreno, que son los únicos que se mueven, mirá que en el campo estamos todos armados y ya lo echamos al Peroncho, mirá que vos no tenés futuro, y encima sos mujer, a la gente le caés mal, estás choreando cual menemista cómoda y esto no es pueblo, esto es campo.
Y Perón que siempre vuelve. Perón figura mundial, ¿qué Perón querés? El pro eje, el embajador militar que visitó con babas a Mussollini y Hitler que pegó en el palo, sí, cómo no, entren, éste es su país, ahí al sur, sí, por favor. Perón ministro e ídolo popular, copar la Plaza, antes de D´Elía; redistribuír, Estado de Bienestar, keynesianismo, capitalismo anti comunismo, ahora ya no hay segunda fuerza, mirá vos, se viene el neoliberalismo, pero eso después, tiempo después. Antes nos vamos rápidos, teniente sin guerra y con ejércitos en la calle; a Madrid a recibir a Galimberti, ustedes banquen allá que después llego yo y los echo de la plaza, mientras Lopecito me arma las a, a, a.
Todos Perón Perón.

Perón, al fin y al cabo, es el ejemplo de la Verdad inaccesible. En Perón cada quien ve lo que quiere ver. Es la subjetividad corporizada (aunque algún kantiano kantista me dirá, con razón que todas las cosas lo son) y por eso, porque la subjetividad termina constituyendo una creación del deseo es que Borges tenía razón. El Peronista es incorregible porque la subjetividad, el fanatismo, es incorregieble. Y el antiperonista idem.


3. La moda

Norberto Napolitano lo advirtió hace tiempo: “la moda pasa de moda porque es moda”. Ahora es flequillo, pegado a la cara, accesorios tecnograsas, glam de país periférico y pantalones chupines. Y luego esperar un lustro y cambiar. Cambiando siempre.
El ejemplo es Cerati, y sumaría a Bosio y Alberti. Una foto de cualquiera de ellos en el `88 es un ejemplo de ridiculez. En el `92 también. Y posteriormente, siguiendo, hasta esta última tapa de Rolling Stone que, si hoy es ridícula, imaginen en diez años.
Esclavización del ser por el consumo.

4. : ¿El tiempo convierte la ontología en nihilismo?

Tres páginas, tres personajes.
Primero arrojar al tacho de basura lo escrito, lo nefasto, para, acto seguido de mayor importancia, asesinar el ser de los personajes. Un momento significativo de nada misma; lo que sucedió fue nada y el hecho de testimoniar la nada, peor. Por inútil, por estéril.
El bollo-símbolo de servilleta nada, negras letras sobre blanco espacio y pensar entonces en los condicionantes de la obra. De ésta obra, éstas letras; ontológica obra producto del fracaso/asesinato anterior. Esta obra ésta posible fracaso condicionante de un escrito futuro o, mejor peor, esta obra ésta fracasando y no generando nada. Una vacía tarde de otoño de un vacío pasado de ningún tiempo que si sucedió o no, no importa, no existe.
No existe.
No existe la hoja-servilleta, ni la mano escribiente, mano de pliegues y de huellas, de cortes y de sexo; no existen las letras negras ni el trazo fino; no existe el pensamiento ni el recuerdo.
Abda R`ha se levanta de su cama, acabada la meditación matutina. Camina unos pasos. Le da el único beso a su esposa y luego la asesina. No existe.
Norman Cault se despierta en prisión. Repite una oración desconocida. Muere. No existe.
Michel Foucault dicta dos conferencias sobre Kant y la Aufklarung, en mil novecientos ochenta y tres y en mil novecientos ochenta y cuatro. Dos editores la traducen al castellano y se editan por las Ediciones de la Piqueta, en Madrid, España, en el mes de marzo de mil novecientos noventa y seis. Al volumen se le adjuntan un prólogo de los editores y otras dos conferencias de Foucault, dictadas en mil novecientos setenta y nueve. Una sobre la razón considerada como una de las bellas artes y otra sobre el intento de una crítica de la razón política.
El libro tiene una hermosa tapa amarilla y verde y reviste una importancia particular puesto que es el resultado de una tercera etapa del nihilismo materializado y ascendente.
El primer hombre, Abda R´ha, comete el crimen. El segundo, Norman Cault, paga la condena. Es Foucault, esas ocho letras, quien los redime. Él escribe sus historias, letras negras sobre blanco espacio, trazo fino sobre una inevitable servilleta-hoja-símbolo de 23,5 cm por 6,3 cm. El espacio recibe sus letras y Foucault arroja luego la servilleta al cesto de basura.
Un segundo después comienza tomando notas sobre lo sucedido, sobre la nada sobre la nada, mano escribiente de dígitos inexistentes, tinta de trazos finos de nada. Y ahí entra Kant. Y sigue con Kant.

9 comentarios:

Cece dijo...

Suerte que te arreglaron la computadora!

Reno dijo...

de a poco voy leyendo y comentando: en la FADU hay un stencil muy gracioso con la cara de Cerati que dice: Viejo Choto.
(a pesar de esa gran verdad hecha stencil "siempre es hoy" y "bocanada" tienen temas que me siguen gustando)

En la lista de votaciones suceden cosas muy extrañas... como la presencia de gente que aun no murio y otras que murieron en edades no tan juveniles... ahi hay una cortina de humo que se esta yendo a san pedro

la semana pasada le regale a mi viejo un cd de Norberto Napolitano creo que del 74... habia sonidos muy extraños un cuelgue tremendo.


despues sigo leyendo y comentando
en esto que hemos dado en llamar: pasando revista

Saludos!!

Reno dijo...

hay gente que sobre la nada dice mucho. que desarstre.

Novia de América dijo...

Sobre la vida y la muerte... o sobre la nada... o sobre las noticias.

Me alegró saber que internaron a Gerardo casi tanto como me dolió la muerte de Papo (cuánta razón tenía, en todo, con eso de la moda... ufff. Se volvería a morir si los ve a esos tres perejiles).

Al fin... ¿se va todo a la mierda?

Cece dijo...

Qué desperdicio, toda esta entrada... para hablar de Papo; pero en fin, será que mi intelectualidad hoy no da para más.
La cuestión es que la última vez que lo vi a Papo fue en la inauguración de "coyote", en los puentes del sol. Estaba tomando el último drink de moda junto a la Sra. Maza, su esposo y un tremendo descapotable.

totmagico dijo...

Tiene toda la razon con respecto a la moda, la ridiculez excesiva de soda es increible!!
El odio desmensurado que describiste por el señor foucault es genial,me parece que fue una perdida de tiempo la lectura del libro con la tapa amarilla y verde,
es un bajon cuando pasa eso.
abrazos personaje encantador.

Cíclopa dijo...

Desde la fotografía de las aves que vuelan pero no tan alto, un saludo, también pasé por tu espacio y por tu texto que me gustó mucho.

Nanu dijo...

Nos conocemos es verdad. De otra vida, claro.
Que versatilidad la suya, maravilloso!!

Reno dijo...

ahhh drexler.. es como que lo viejo de el me gusta mucho, lo mas nuevo es demasiado "me haces bien me haces bien me haces bien"

se hizo caldito.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails